•            

Madrid

El destrozo surge de la suma de pequeñas cantidades

Si queremos evitar trabajar para pagar los sueldos de otros, mas vale tener especial prudencia con los préstamos. Esta afirmación incluye, de manera especial, el consumo aplazado mediante tarjetas de crédito. Es tremendamente habitual reparar los malos hábitos económicos “tirando” de la tarjeta, solicitando una nueva o firmando un micro-préstamo para salir del apuro.

La economía de las empresas y la de las personas tiene muchos puntos de coincidencia y este es uno de ellos. Rara vez, los grandes gastos o los grandes préstamos las arruinan. El problema no es lo que pagamos por una hipoteca pues suele ser un gasto muy medido y la concesión del dinero por parte de la entidad de crédito está muy controlada.

 El “destrozo” surge de la suma de pequeñas cantidades que se van acumulando como solución a momentos puntuales de nuestra economía. Es decir: el micro-préstamo de 5.000 euros para pagar algo, más las 3 tarjetas de crédito aplazadas para salir del paso ante los imprevistos que se nos generan en un momento puntual. La suma de todas esas pequeñas cantidades acaba haciendo inviable llegar a final de mes. Acabamos teniendo más mes que dinero. Esto no solo produce un desequilibrio económico sino que también desestabiliza emocionalmente nuestra vida. Nos daña la economía y la felicidad.

Solución: si en lugar de dedicar un 20 o 25% (he visto muchos casos de bastante mas porcentaje) a devolver préstamos con sus enormes consabidos intereses, dedicamos un porcentaje mucho mas pequeño a ahorrar mes a mes, cuando surjan los imprevistos podemos hacerlos frente de manera menos traumática y costosa.

Constituir un Fondo de Emergencia tiene que ser una obligación para la economía familiar de cualquier persona desde que comienza a tener un ingreso por mínimo que este sea.

Si el problema ya existe, ya estamos endeudados con las “pequeñas” cantidades, esforcémonos por liquidarlas lo antes posible e inmediatamente constituyamos ese fondo que permita no volver a “prestar nuestra vida y nuestra felicidad”.

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Deseo recibir más información